Search
  • Linaje Escogido REAL

Como veo la iglesia

Updated: Mar 24, 2019

Por una Hija Junio 17, 2018



Cuando piensas en una iglesia, ¿Cuál es tu primer pensamiento?¿La casa de Dios… un lugar de adoración…un lugar de refugio para un cristiano?

Todos estos pensamientos están correctos.

Cuando yo voy a la iglesia, voy a adorar a Dios, voy a agradecerle por todo lo que Él ha hecho por mí. Voy en la búsqueda de Dios y de su presencia, a pesar de todas las cosas que he vivido día tras día, ¡Él es mi refugio!

En mis años en la iglesia, yo había pensado que la iglesia era de una manera, pero ahora me doy cuenta que la iglesia tiene otra función.

¡En realidad la Iglesia es como un Hospital!

Toma un momentito y piénsalo bien.Antes que Cristo cambiara nuestras vidas, estábamos vivos, pero muertos para Dios por nuestros pecados, porque no había en nosotros arrepentimiento, el cual proviene del Espíritu Santo.

Efesios 2:5 NBD dice: Nos dio vida con Cristo, aun cuando estábamos muertos en pecados. ¡Por gracia ustedes han sido salvados!


Porque hemos sido salvados y porque nacimos de nuevo, tenemos una nueva oportunidad para cambiar nuestra vieja manera de vivir.

Cuando comenzamos este caminar con Cristo, comenzamos a batallar con pruebas y dificultades para poder cambiar nuestra manera de pensar o nuestro comportamiento. Por ejemplo: oramos al Señor pidiendo paciencia y Él nos receta una oportunidad para ser pacientes. El nos dio una nueva vida, pero muchas veces seguimos enfermos en lo mas profundo de nuestras almas.

Estamos en un proceso de cambio hasta llegar a ser completamente sanos y lograr limpiar nuestras vestiduras para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Nosotros somos los pacientes del Hospital llamado Iglesia.

Muchas veces venimos a los pies de Cristo, con pleitos, enemistades y rencillas. Algunas veces con falta de perdón, odio, resentimiento. Otras con una soledad profunda y con angustias. Venimos llenos de todo lo malo menos de Dios. Lo difícil de todo esto, es que hay veces que lo podemos ocultar, de modo que no lo presentamos delante de Dios y en esa situación podríamos pasar años en el evangelio sin que haya cambio en nosotros.

¿Alguna vez te han tratado mal en la iglesia?

¿Algún hermano o hermana en Cristo te ha hablado mal o te ha mirado mal alguna vez?

¿Estando en la iglesia, has sido maltratado por los miembros o personas que mas bien deben ser de ayuda?

Lamentablemente, es por causa de todo lo que venimos arrastrando por años. Por eso digo, que la vida de un cristiano es una vida de cambio constante. Podemos estar arrastrando un resentimiento, a raíz de un problema. Al dejar pasar el tiempo, ese mismo resentimiento se puede manifestar como enojo o rencor. Y como una enfermedad, se va empeorando al punto que se puede reflejar y llegar a contaminar a otros, o en este caso lastimar a un hermano. Ese hermano puede llegar a tener dos opciones: se deja contaminar o no.

¿Qué harías tu si tu hermano o hermana te tratara mal?

Creo que todo cristiano llega a pasar por algo similar, créeme cuando digo esto: ES MUY FÁCIL enojarse, SENTIRSE MAL o TRISTE. Es muy fácil, pero uno tiene que siempre recordar que el evangelio es un proceso de cambio y es camino hacia la perfección. No por que estés en la iglesia tienes que poner cara de santo o de que ya venciste todos los obstáculos, al contrario, ahí es que se va a comenzar a manifestar quien eres en realidad, porque delante de Dios todo se ve al descubierto. ¿O prefieres caminar por años de la misma manera?

Fuera de la iglesia te comportas mal o como quieras, ellos conocen bien ese comportamiento. Pero si rendiste tu vida a Dios, ya es tiempo de cambio. En Levitico10:3 después de la muerte de los hijos de Aaron, el hermano de Moisés, el Señor mismo le mando a Aaron diciendo: “Entre los que se acercan a mí manifestaré mi santidad y ante todo el pueblo manifestaré mi Gloria”. (Versión NBD)

¿De quien es la santidad?

La santidad es de Dios y nosotros la debemos mostrar.

¿Dónde?

En la iglesia, en la calle, a los de afuera de la iglesia, a nuestra familia, a los vecinos, y a todo el mundo.

¿Lo llegaste a hacer y fallaste?

No importa, arrepiente y vuelve a tratar hasta que se haga parte de tu comportamiento.


2 Corintios 5:17 (RVR1960) dice: De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.


Yo al igual que tu podría pensar en la injusticia por el comportamiento de un hermano hacia otro hermano. Sin embargo, también los hermanos podrían pensar así de nosotros.

Ahora veo la iglesia de esta manera. Cuando entro a la iglesia y veo a mis hermanos, he aprendido que cada uno de ellos esta viviendo una vida de cambio, al igual que nosotros, que están siendo reconstruidos para tener almas limpias. Y ellos son almas de Dios.

Esta manera de pensar me ha ayudado en muchas áreas de mi persona; he aprendido a perdonar, a tener simpatía o compasión hacia los demás, y a tener misericordia.

Recuerda, cuando entres a la iglesia ya sea para un servicio, una práctica de alabanza, a recibir enseñanza o para el servicio de oración; mira la iglesia como si entraras a un hospital. No todos reciben el mismo trato y no todos tienen el mismo cuidado. Hay muchos que están con cuidados especiales porque están siendo tratados y otros en diferentes lugares. Así que mira a tu hermano como un paciente que necesita atención y ayuda.

Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. De hecho, esto es la ley y los profetas. (Mateo 7:12 NBD)



119 views
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

Trademark® 2019 Linaje Escogido. Todos los derechos reservados Linaje Escogido.