Search
  • Linaje Escogido REAL

El Poder de llegar a DISCERNIR

Updated: Nov 13, 2019

Por una Mamá Septiembre 23, 2019


Estar en el camino de Dios No nos hace conocedores de las cosas de Dios.

Para eso el Señor nos manda a buscar y a escudriñar su palabra para que aprendamos a conocer de qué manera trabaja Dios con nosotros, y cuáles son las cosas que debemos entender para nuestra vida en general, la familia, y el servicio a Dios.


Cuando Dios se acerca a nosotros lo hace por elección, dándonos uno de los regalos más grandes que hemos podido recibir, y con ello una muy grande responsabilidad delante de Él. Pero, necesitamos aprender a discernir claramente lo que está a nuestro alrededor para que no nos dejemos engañar.


Ezequiel 44:23 Y enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio.

Cuando venimos al camino de Dios se nos hace visible el mundo espiritual, pero si en el queremos sobrevivir (hablando espiritualmente), debemos aprender a distinguir entre lo que es de Dios y lo que no es de Dios. A nuestro alrededor, donde quiera que vivamos, vamos a encontrar todas las cosas mezcladas (lo de Dios y lo que no) y nos debemos apartar teniendo en cuenta que Dios, no piensa ni se comporta como nosotros, por eso es necesario que cambiemos nuestra manera de creer, ver, y de pensar todas las cosas. Aprender a discernir correctamente, nos lleva a temer a Dios, a no obrar con injusticia delante de Él, nos lleva a buscar la paz, a hacer lo bueno, y a alejarnos de la maldad.


Proverbios 3:3-4 Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; Y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombre


Muchos dicen que saben cómo son las cosas de la tierra, y creen como verdad las cosas que han llegado a conocer, pero sin comprobar si son verdad.


Y muchos discuten por dejar asentadas sus creencias repitiendo lo que otros les enseñan, mas no investigan.



Si no escudriñamos ni buscamos para saber de dónde salen todas las cosas, ni comprobamos lo que conocemos como verdad, y nos conformamos a lo que nos quieran enseñar, no vamos a recibir ni a entender cuando Dios nos quiera mostrar la verdad, porque lo primero que vamos a hacer es refutar.


Por años hemos recibidos dos tipos de enseñanzas:

  • Nos han hecho creer una gran verdad como una mentira.

  • La otra es una gran mentira como verdad.

Por todo lugar a nuestro alrededor está el engaño del diablo, al que no debemos ver o creer como un monstruo que de repente se nos puede aparecer (aunque si es un ser espiritual), al que si debemos creer como alguien que en su engaño nos quiere hacer caer. El engaño del enemigo esta por todos lados, solo que debemos abrir los ojos espirituales para poderlo ver.


¿Cuáles son sus trampas, y porque en ellas no debemos caer?


1 Juan 5:18-21

Sabemos que el que ha llegado a ser hijo de Dios no sigue pecando, porque el Hijo de Dios lo mantiene seguro, y el maligno no le puede hacer daño. Sabemos que somos de Dios aunque el mundo entero esté controlado por el maligno. También sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado el entendimiento para conocer al único Dios verdadero. Nosotros lo conocemos, pues estamos en su Hijo Jesucristo. Él es el verdadero Dios y la vida eterna. Hijitos, manténganse alejados de los dioses falsos.


Esta versión dice, que el mundo entero está controlado por el maligno, pero por ningun lado vemos a un monstruo controlando todo, pero si vemos y sabemos de los sacerdotes que trabajan para él.


Mientras tanto el Señor nos dice en:

Mateo 24:22

“Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados”.


Mateo 24:24 sigue diciendo:

“Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.


Tenemos razón de más para llegar a entender, cuál es la verdad, y no seguir el engaño al que hemos estado acostumbrados. Cuando leemos estos versos pensamos en un anticristo, en la apostasía del tiempo final, pero no llegamos a pensar en el engaño y la maldad como tal. Es algo que vemos tan ficticio o tan lejano que por eso no le tenemos tanto cuidado.


Todos, absolutamente todos, mientras crecemos somos enseñados y adoctrinados por instituciones que nos dan enseñanzas para que aprendamos a vivir. Las aprendemos y de ellas hablamos en todo tiempo sin saber de dónde salen o por qué nos dicen que las debemos aprender.


El enemigo se manifiesta de muchas maneras, y se hace visible a través de las cosas que tiene bajo su domino y poder, por eso, el engaño no vendría por parte de personas o instituciones que no conozcamos como confiables. Y si nos ponemos a pensar, conocemos las cosas de afuera de manera parcial, y también conocemos muy poco acerca de las cosas de Dios en general.


Si No cuestionamos todas las cosas, aún con la biblia en mano nos podrían engañar. También, compramos biblias que no sabemos quiénes las hacen, vamos a la escuela y nos adoctrinan, vemos las noticias y siempre vivimos de lo que nos dicen, pero no sabemos quiénes nos adoctrinan, y por qué les debemos creer. Hay mucha gente respetuosa a nuestro alrededor, pero no sabemos quiénes en verdad son, por eso debemos abrir los ojos y atender al llamado de Dios.


Y si rechazamos lo que Dios nos quiere enseñar ¿Como es que vamos a recibir más?


Juan 3:12 RVR1960 nos advierte

Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?


¿Por qué es tan fácil rechazar lo de Dios, y por qué recibimos tan fácil todo lo demás?


Juan 17:15 “No te ruego que los saques del mundo, sino que los guardes del maligno”, dice Jesús.

¿Por qué habrá dicho esto? ¿Qué tiene que ver con todo esto?

Jesús dice esto porque estamos en un lugar donde existe y está el mal.


Si somos personas espirituales nos vamos a dar cuenta de que lo que sucede a nuestro alrededor no es normal, y si somos terrenales, simplemente, no nos vamos a dar cuenta de lo que anda mal, tanto así que cuando se nos haga saber la verdad como dice la palabra de Dios, “no la vamos a percibir”, por no ser capaces de recibir.


La palabra de Dios es verdad, pero la biblia debemos discernir para descubrir la verdad.


La Fe O Emunah Nos Ayuda A Crecer; y dice la palabra de Dios – “Si tenemos fe, moveremos montañas”.

Creemos en un Dios sanador que tiene hechos poderosos y maravillosos, No nos quedemos cortos en la manera de pensar. Debemos llegar a conocer plenamente las cosas Dios, las que el enemigo siempre ha querido torcer. Vivimos en esta tierra donde debemos discernir lo terrenal, lo que hay a nuestro alrededor y su control. Debemos llegar a conocer: ¿Quiénes están por todos lados, por qué les debemos creer y por qué de Dios nos quieren alejar? Entendamos que antes de llegar a ver el reino celestial, debemos aprender a conocer las cosas de Dios tal y como verdaderamente son.



En todo esto no hay términos medios:

LA PALABRA NOS DICE:

Eres frio o caliente

Crees o simplemente, eres incrédulo





1 Corintios 2:10-16

Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él?

Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.


Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio, el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.


Esto nos deja claro que hay dos enseñanzas en la tierra, las que nos enseña el Espíritu y las que provienen de la sabiduría humana que obviamente no son de Dios, por eso es necesario que aprendamos a hacer diferencia entre ellas. Pero si nos fijamos, lo que no es de Dios recibimos muy fácilmente.


Santiago 3:15 Esa no es la clase de sabiduría que viene del cielo sino terrenal, producto de la mente; aunque en realidad viene del demonio.

¿Qué nos han estado ocultando durante tanto tiempo?

Dios en su palabra nos advierte que nos debemos cuidar, hay mucha sabiduría a nuestro alrededor, nos han enseñado mucho, y nos han hecho creer cosas que aceptamos como verdad, pero ni nos movemos para comprobar si son verdad.


La biblia nos muestra las dos semillas (simientes) que luchan entre sí para poder vencer:

“una lleva por camino de salvación, pero para poder reconocerla debemos saber discernir”,

“la otra lleva a la perdición por medio de la distracción para que desviemos la mirada del camino de Dios”.


Genesis 3:15 dice Y pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y su simiente; él te herirá en la cabeza, y tú lo herirás en el calcañar.

La lucha está en pie desde hace mucho tiempo, ahora ¿En quién debemos confiar?

Debemos caminar sabiendo que el plan de destrucción hacia los hijos de Dios ya está en acción, y que sin darnos cuenta nos pueden llegar a destruir manipulando todo a nuestro alrededor, lamentablemente, solo los que lo puedan descubrir saldrán del engaño y no se van a dejar por ellos guiar o instruir.

Recuerden que estamos todos mezclados, los de Dios y los del diablo, y necesitamos darnos a conocer como hijos del Señor.


Tenemos que identificar que todo lo que nos rodea está gobernado y guiado por personas que lo que menos sabemos de ellos es que son de Dios.

En el tiempo que Jesús estuvo entre la multitud, hubo quienes lo quisieron persuadir y como no lo pudieron lograr decidieron hacerlo morir.

Abramos los ojos pueblo del Señor Dios nos habla para que aprendamos a discernir.



1.

¿Qué Podremos Saber Acerca De Discernir?

Discernir Algún Asunto SIN DIOS Es Muy Difícil De Hacer porque conlleva identificar y analizar: los hechos, las razones, y las acciones. Es algo que a simple vista no se puede hacer, PORQUE CON NUESTROS OJOS NO VEMOS, LO QUE DIOS PUEDE VER.


¿Por qué sucede esto?

A nuestro alrededor hay dos cosas que impactan nuestras vidas, la realidad, y la verdad:

La verdad de cualquier asunto, situación, o problema no reside en lo que podamos ver

o percibir a simple vista, si no en la causa principal o lo profundo de todo problema.


  • La realidad es lo que nuestros ojos pueden ver o lo que por nosotros mismos podemos entender; es algo que no tiene fundamento y que por lo tanto no es concreto. Ni es la verdad de las cosas porque nuestros ojos tienen límites, y no pueden llegar a ver más allá, por eso debemos aprender a discernir.


  • La verdad de todas las cosas, en cambio, no se puede ver a simple vista porque está oculta a nuestros ojos, pues solo se ve desde un ámbito espiritual. Como personas espirituales recibimos verdades de Dios, solo que muchas veces no las sabemos discernir.


POR EJEMPLO:

Hay muchas personas que viven situaciones fuertes con razón de mucho peso para estar, airadas, decepcionadas, resentidas, o amargadas, sin embargo, lo que se pueda saber o conocer superficialmente del asunto, no necesariamente vaya a ser la verdadera causa de lo que ha hecho surgir el problema, por eso es necesario investigar para llegar a identificar lo que en verdad afecta.


Hay personas que buscan ayuda para resolver sus problemas, lo cual no es recomendable porque trastocan áreas sensibles del alma, pero las personas no llegan a conocer ni a comprender lo que les sucede para que aprendan a deshacerse de sus problemas. Dios en cambio, nos ayuda a restaurar, y nos ayuda a entender para que podamos quitar de nosotros toda debilidad, y sepamos claramente como debemos enfrentar cualquier situación. Por lo tanto, a la hora de resolver algún problema no se trata de lo que podamos creer que suceda o de lo que podamos pensar; esas son las reacciones fáciles que nos pueden llevar a acusar a las personas, y a cometer los errores más grandes de nuestras vidas en general.


Discernir: para protegernos, para aprender a estar en paz, para no pelear,

y para que aprendamos a ayudar.



1 Corintios 10:13 TLA

Ustedes no han pasado por ninguna tentación que otros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, pues él no va a permitir que sufran más tentaciones de las que pueden soportar. Además, cuando vengan las tentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas, y así podrán resistir.


Cuando Dios nos muestra una situación y permitimos que Él nos enseñe a discernir, veremos el transfondo de ella para que podamos ayudar, interceder o intervenir, y así conozcamos cuales son las cosas que afectan nuestras vidas, y sepamos como de ellas nos podamos liberar.


Al aprender a discernir, avanzamos sin estancarnos, resolvemos los asuntos y evitamos que los problemas empeoren. Aprender a discernir nos lleva a obedecer, a hacer la voluntad de Dios, nos lleva a no agredir ni a acusar, sino más bien, nos guía a ayudar a los demás.


El que discierne, también juzga, según lo guía el Espíritu de Dios, tiene cuidado de no desagradar a Dios y tiene temor de Dios para no caer en un mal tan terrible como la soberbia. Las cosas que Él nos muestra de los demás son para que intercedamos por ellos o para que intervengamos de acuerdo con la necesidad, y según sus propositos.


Los significados de la palabra Soberbia


-Diccionario Strong-


juperéfanos G5244

de G5228 y G5316; apareciendo por encima de otros (conspicuo - reconocido o prominente) es decir (figurativamente) soberbio.


jupér G5228 preposición primario; sobre, es decir, (con el genitivo) de lugar, encima, más allá, a través, o causal, en lugar de, respecto a, con el acusativo superior a, más que.


faíno G5316 prolongado por la base de G5457; iluminar (brillar), es decir, mostrar (trans., intrans., lit., figurativamente): alumbrar, aparecer, aparición, brillar, parecer, resplandecer, visto.


La soberbia hace brillar a las personas dándoles un grado de superioridad, con el fin de mostrarse por encima de los demás. Ella hace que se levanten, riñas, celos, y envidias para que vivan a la expectativa de que alguien los quiere lastimar. La soberbia no permite que se reconozcan los errores, haciendo que piensen que todo el tiempo tienen la razón; y se ciegan hasta llegar al punto de no reconocer que se llegaron a equivocar. Por eso, todos los extremos son malos, ante todo debemos mantener el equilibrio.


La verdad de todas las cosas hasta de lo que hay dentro de nosotros mismos lo conoce solo Dios. Debemos permitir que Dios nos guie en todo tiempo y más cuando estemos mal; y que nos reprenda, aunque nos duela. Él nos conoce y sabe lo que necesitamos para llegar a obedecerlo. Así, Dios quita de nosotros lo terrenal para que seamos personas espirituales que ven la verdad en la realidad que nos rodea.




2.

¿Qué Debemos Discernir?

Las Cosas Que Se Ven, De Las Cosas Que No Se Ven

Estando en Cristo o no podríamos tener problemas; lo que hace la diferencia es poder entender que es lo que a cada uno le afecta. Hay tanto que aprender de Dios y de su palabra, la cual está a nuestro alcance para guiar nuestros pasos hacia la libertad, pero va depender de lo que queramos hacer.


La Verdad Se Puede Ver Al Discernir

Pero a cualquiera de nosotros nos podrían engañar y hacernos creer una mentira como si fuera verdad. Más con solo preguntar y esperar en la respuesta de Dios, El Espíritu de Dios nos puede revelar la verdad.


Cuando permitamos que Dios nos guie y enseñe veremos la diferencia

Entre vivir conociendo la verdad y en santidad; y vivir conforme a lo que nos dicta el mundo, que nos llena de maldad, de codicia, y de la incapacidad de ver y buscar la verdad en Dios.


¿De cuantas cosas nos habrá querido librar Dios y por falta de saber discernir no lo habremos podido recibir? Lo que nuestro enemigo quiere es que no hagamos diferencia entre el bien y el mal para que él siempre tome ventaja de nosotros. A veces, creemos que porque seguimos a Cristo Jesús como Señor somos invencibles y que el enemigo no nos puede tocar, pero debemos darnos cuenta que hemos estado en las garras del enemigo, haciendo conforme a sus obras desde hace mucho tiempo, y siendo seguidores de Jesucristo debemos salir de todas sus malas enseñanzas.


Pongamos nuestra mirada en el Señor y cambiemos nuestra manera de pensar, porque si seguimos igual, no vamos a poder hacer el bien ni vamos a poder disfrutar de verdad.

Pablo dice: “en todo he conocido el secreto” ¿Por qué el habrá dicho eso? Si él dice que ha conocido es porque desconocía. Le dieron a conocer, recibió instrucción, guianza, y por lo tanto recibió bendición.




3.

Discernir En La Familia



En una familia suceden situaciones que pueden ser buenas y que contribuyan a su restauración. Otras la pueden llevar directamente a la perdición.


Cuando discernimos:

  • Comprendemos verdades que nos enseñan a juzgar correctamente

  • Entendemos más lo espiritual para que la carne no tome lugar

  • Derribamos lo que nos quiere o puede hacer mal para así no fracasar

  • Y edificamos las buenas obras para disfrutar del evangelio real


Estando sujetos a lo que Dios nos quiera revelar debemos ajustar nuestras vidas a los cambios necesarios para la santificación y restauración de Cristo que nos lleva a su salvación. Podemos decir que somos salvos y que ya Cristo lo hizo todo, pero la palabra de Dios dice, que sí venimos a caminar con El, ya no servimos al mundo porque ya no servimos a nuestra carne, ya que ahora somos espirituales. Si se nos habla de esa manera es porque nuestra vida pasada no era agradable para Dios, el problema está en que venimos al camino de Dios llenos de males que No nos permiten hacer todas las cosas en santidad, tenemos cosas que provocan a los demás, y a veces no queremos reconocer que no estamos del todo bien.


Para servir a Dios no se trata solamente de iglesia, oración, ayuno, lectura de la palabra, también necesitamos poner de nuestra parte en las cosas terrenales, que es lo que se manifiesta en nosotros para desviarnos de buscar a Dios, como el odiar, la maldad, la envidia, el desamor, la división, el dolor, todas las cosas que no le agradan a Dios. Cuando comenzamos a servir al Señor y hacemos cosas para agradar a Dios, sentimos que somos muy privilegiados por lo que nos encomendó, pero cuando comienzan los problemas, la palabra de Dios nos advierte que tengamos cuidado con las cosas pequeñas que parecen buenas, pero que no son.


Cantares 2:15, dice: “las zorras pequeñas causan daño a nuestras viñas, ¡Ayúdennos a atraparlas, pues nuestras viñas están en flor!”. Estas son las cosas que mucho pasamos desapercibidas, las pequeñas cosas que por insignificantes dañan los buenos frutos que hemos podido obtener en nuestro caminar con el Señor.

En el principio de nuestro caminar con Cristo:

  • El Señor se da a conocer a nuestras vidas

  • Comenzamos a vivir dias de capacitación

  • Debemos comenzar a quitar todo lo que nos puede llegar a estorbar

  • Y debemos aprender a discernir para que el enemigo no nos arrebate los buenos que hayamos podido recibir.

El mejor momento para protegernos de esos males es cuando estamos floreciendo y cuando parece que todo está yendo bien, en ese momento debemos quitar, las malas reacciones, los malos tratos, el desinterés, la mala manera de hablar y de contestar, y muchas cosas más que en vez de ayudarnos a crecer nos ayudan a que seguir haciendo el mal.



En la familia cada miembro tiene una función específica que desempeñar, el trabajo que Dios encomienda a cada uno como parte de la familia:

  • La función de cada uno como padres o como hijos

  • Que vamos a aprender y que le vamos a enseñar a cada miembro de la familia

  • Y como nos vamos a conducir en el servicio a Dios cuando estamos en la mira de todos


En el Camino de Dios la familia debe conocer cuál es el lugar o la función que cada uno debe desempeñar para que el llamado de Dios se comience a desarrollar:


  • El papá- debe aprender a usar correctamente la palabra de Dios y debe enseñar, principios morales, y principios bíblicos, enseñando todo lo referente al servicio a Dios, instruyendo a su familia (esposa e hijos) para que en ella haya sujeción, para que haya obediencia, y orden delante de Dios y que se pueda reflejar, también, delante de los hombres.

  • La mamá – se debe desarrollar en la intercesión u oración por su familia (esposo e hijos) delante de Dios, pidiendo por su restauración para que cada uno encuentre su lugar en Dios, suplicar por el favor de Dios hacía todos para que haya paz, echar fuera todo lo que no es de Dios, y asi mismo, pedir instrucción a Dios para edificar su casa bajo su guianza y dirección, para que la familia crezca conforme al diseño de Dios.

  • Los hijos – van a ser enseñados por los padres con la guianza del Espíritu de Dios, van a ser enternecidos por el Señor, enseñados a discernir, cuidados por Dios, y preparados para el llamado que en su tiempo de Dios van a recibir.


Con tantos problemas que se levantan en el hogar es necesario aprender a usar los dones que recibimos de Dios para poder edificar correctamente la familia que Dios nos da. El Señor llama a la familia, pero, si los padres no reciben los propositos de Dios, el llamado sigue en pie para los hijos delante del Señor. Es bíblico, lo podemos ver en Abraham, en David, en los reyes y en los profetas.




4.

Si La Familia No Sabe Como Caminar Bien, Va A Ser Derrotada Por El Mal



El plan de Dios en nuestras vidas es que quitemos lo malo y hagamos lo bueno, pero para quitar lo malo debemos aprender a identificarlo.


Los problemas en los hogares:

pueden ser espontáneos y de poca duración que puedan resolverse en un instante con alguna enseñanza o corrección, pero también pueden ser constantes y persistentes, al punto que no se puedan resolver tan fácilmente y que requieran de una intervención más profunda para encontrar la raíz de lo que afecte la tranquilidad y la paz de la familia.


Talvez sea un jovencito que no obedezca ni se sujete, y que su rebeldía lo lleve a afectar la casa, les quite la paz, y provoque amarguras sin cesar que no se puedan soportar.


Algo muy importante a la hora de resolver estos tipos de inseguridades es identificar lo que les pueda estar afectando, porque si a estos tipos de situaciones les hacemos frente, argumentando, con discusiones, sin saber lo que verdaderamente les afecta, provocaríamos que el asunto crezca cada día más y que nos pongamos en desventaja en vez de progresar.

En esos momentos lo que debemos hacer es interceder ante Dios buscando una respuesta, y pedir a Dios que nos ayude a discernir lo que sucede para uno mismo o el que causa los problemas no llegue a ser vencido por el mal, y llegar a enojarse, a despreciar, a odiar, y hasta llegar en una casa a la propia enemistad. Debemos instruir a nuestra familia para que cuando se levante algún problema nos ayuden a interceder, es decir, en cuanto se den cuenta que algo esta sucediendo, comiencen a interceder con la guianza de Dios para que se termine el problema.


¿Qué Provoca Estos Tipos De Problemas, Desacuerdos o Contiendas?


Los que viven juntos en un lugar, bien podrían vivir en una casa en unidad o en un campo de concentración, divididos, y con todo tipo de dolor. Los problemas en la casa, las acusaciones, las discusiones, las peleas entre papá y mamá, y otras cosas, afectan las vidas de las personas y pueden llegar a hacer más daño de lo que podamos pensar.


Cuando se presentan los ataques verbales, comienzan los problemas en personas mentalmente débiles, que no tienen identidad, y que al no poder defenderse son impactadas con esa dura realidad. Hay otras personas que son fuertes y pueden soportar mucho más, que tienen objetivos bien marcados acerca de sus vidas que ni estos tipos de problemas los pueden desanimar, pero deben tener cuidado porque están cosas los pueden marcar.


Muchos de estos problemas se crean en las almas de las personas, y a veces no entendemos cómo y cuándo les afectan. Así sucede con nuestra familia, vivimos con ellos y muchas veces no sabemos lo que les suceda. Nuestra familia también es afectada por lo que sucede allá fuera, a veces ni nos damos por enterados que cosas han vivido en los lugares donde con ellos no hemos estado, con eso, sacuden todo a su alrededor y las malas experiencias que han vivido los transforman y llevan sus vidas a una terrible realidad que deben enfrentar. También puede que haya pasado el problema y que las cosas se hayan restaurado, mientras tanto, nuestra mente sigue trabajando, debemos tener mucho cuidado.


Las personas también sufren violencias físicas y verbales por causa de las contiendas provocadas por los desacuerdos, y hay cosas que no necesariamente son causadas por lo que les afecta en el presente, si no por problemas y daños pasados que sin darse cuenta les haya impactado la manera de vivir de manera extrema o radical. Por lo tanto, nos debemos limpiar de los problemas que en el pasado hayan dañado nuestras almas y hayan causado la dureza que no nos deja vivir en paz.


Como padres es nuestro trabajo criar a nuestros hijos reconociendo que ellos van a estar algún día en nuestro lugar, por eso debemos ayudarlos para que puedan crecer y se sepan desarrollar en un ambiente espiritual, y debemos pensar que si nosotros no tuvimos esa oportunidad debemos dársela a nuestros hijos para que aprendan a vivir sanamente en esta tierra que está llena de maldad.


El cambio se debe demostrar. Los hijos de Dios deben aprender a vivir llenos de paz.

Debemos estar dispuestos a humillarnos delante del Señor para que Él nos guie, y nos enseñe qué hacer en cada situación para poder recibir su bendición.


¿QUÉ SIGNIFICA DISCERNIR?



Ya en el video anterior, dimos los significados de la palabra escudriñar y de la palabra discernir.


Los significados de la palabra, Discernir

-Diccionario Strong-


anakríno G350; de G2919; propiamente escudriñar, (por implicación) investigar, interrogar, determinar, preguntar, acusar, discernir, escudriñar, examinar, juzgar.


kríno G2919 propiamente distinguir, decidir (mental o judicialmente); por implicación tratar, condenar, castigar, pensar, pleito, resolver, acordar, condenar, decidir, determinar, diferencia, hacer (justicia), juez, juicio, juzgar.


¿QUÉ VAMOS A JUZGAR O CÓMO VAMOS A JUZGAR?

Dios No nos llamó para que nos enseñoréenos de los demás, nos llamó para que aprendamos a ser bondadosos y misericordiosos, Él nos enseña a amarnos y a su vez nosotros, debemos también enseñar a los demás.


Lucas 9-51-56 Versión RVR1960

Cuando se cumplió el tiempo en que él había de ser recibido arriba, afirmó su rostro para ir a Jerusalén.

Y envió mensajeros delante de él, los cuales fueron y entraron en una aldea de los samaritanos para hacerle preparativos.

Mas no le recibieron, porque su aspecto era como de ir a Jerusalén.

Viendo esto sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: Señor ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma? Entonces volviéndose él, los reprendió, diciendo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois;

porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas. Y se fueron a otra aldea.


Verdaderamente, debemos aprender a ser guiados por Dios. Desde el momento que de nuestra boca salgan palabras duras o de rechazo hacia los demás, consideremos que no lo estamos haciendo bien.


Él No nos va a mandar a hacer las cosas mal, eso lo sabemos hacer nosotros. Dios nos llama a hacer lo bueno, por eso debemos investigar cómo quiere Dios que nos desenvolvamos dentro y fuera de su santuario.




5.

Debemos Hacer Que Todas Las Cosas Sean Agradables A Dios


1 Juan 4:20 Versión BLPH, nos enseña

Quien dice: “Yo amo a Dios”, pero al mismo tiempo odia a su hermano, es un mentiroso. ¿Cómo puede amar a Dios, a quien no ve, si no es capaz de amar al hermano, a quien ve?


Lo que no permite que amemos a nuestros hermanos, y que cumplamos los mandatos de Dios, son las cosas que se reflejan en nosotros que están guardadas dentro de nosotros y que nos causan mucho daño.


Mateo 22:37-40 Versión TLA, dice:

Jesús le respondió:

El primer mandamiento, y el más importante, es el que dice así: “Ama a tu Dios con todo lo que piensas y con todo lo que eres.” Y el segundo mandamiento en importancia es parecido a ése, y dice así: “Cada uno debe amar a su prójimo como se ama a sí mismo.” Toda la enseñanza de la Biblia se basa en estos dos mandamientos.


Romanos 1:9

Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones,

El Señor nos enseña por su palabra que debemos servirle con el espíritu, de hacerlo vamos a servir bien delante del Él. Y cabe mencionar, que el servicio a Dios comienza en todo lugar donde podamos estar.


Juan 12:23-26 Versión TLA

Él les dijo: Ha llegado el momento de que todos sepan de verdad quién es el Hijo del hombre. Ustedes saben que el grano de trigo no produce nada, a menos que caiga en la tierra y muera. Y si muere, da una cosecha abundante. Si ustedes consideran que su vida es más importante que obedecerme, no tendrán vida eterna. Pero si consideran que su vida en este mundo no es importante, y me obedecen, entonces tendrán vida eterna. Si alguno de ustedes quiere servirme, tiene que obedecerme. Donde yo esté, ahí también estarán los que me sirven, y mi Padre los premiará.


Si decimos que no fallamos, entonces, también nos podríamos salvar a nosotros mismos, pero como sabemos que no lo podemos hacer y que tendemos a fallar, reconocemos que el único que tiene el poder de justificar es Dios, nuestro redentor.


La palabra de Dios dice que los que se guían por la ley juzgan (de mala manera) todas las cosas, y la ley a su vez por sus hechos los acusa, olvidándose que ellos mismos viven de la misma manera del que están juzgando, queriendo decir que, si no fallamos de una manera lo hacemos de otra, por eso quebrantamos la ley y nos es imposible llegar a cumplirla.


Pero el que vive por el espíritu, vive por fe y vive para agradar a Dios.


Muere a sus propios deseos reconociendo que sin Dios nada es. No vive para juzgar a los demás, y más bien busca como humillarse delante de Dios y de los hombres, aunque parezca que los demás se engrandezcan delante de él. Si Dios le permite pasar por situaciones desagradables aprende a ver lo bueno de esa situación. Esto tiene una gran bendicion.

Si aprendemos a vivir como le agrada a Dios, cumpliremos la ley y los profetas delante de Él.


Romanos 13:8

No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.


2 Corintios 4:1-6 TLA

Dios es bueno y nos permite servirle.

Por eso no nos desanimamos. No sentimos vergüenza de nada, ni hacemos nada a escondidas.

No tratamos de engañar a la gente ni cambiamos el mensaje de Dios.

Al contrario, Dios es testigo de que decimos sólo la verdad. Por eso, todos pueden confiar en nosotros.

Los únicos que no pueden entender la buena noticia que anunciamos son los que no se salvarán.

La buena noticia nos habla de la grandeza de Cristo, y Cristo a su vez nos muestra la grandeza de Dios. Ese mensaje brilla como la luz; pero los que no creen no pueden verla, porque Satanás no los deja. Y nosotros no nos anunciamos a nosotros mismos.

Al contrario, anunciamos que Jesucristo es nuestro Señor, y que nosotros somos servidores de ustedes porque somos seguidores de Jesucristo. Cuando Dios creó el mundo, dijo: “Que brille la luz donde ahora hay oscuridad”. Y cuando nos permitió entender la buena noticia, también iluminó nuestro entendimiento, para que por medio de Cristo conociéramos su grandeza.


¿Qué debemos aprender? No se trata de cualquier cosa, cuando Pablo habla de esta manera, nos dice más de lo que podamos pensar, el Señor nos bendijo e hizo que resplandeciera en nosotros la luz para que lleguemos a discernir la grandeza de Dios en medio de las tinieblas.


No nos debemos cegar, la palabra de Dios nos advierte que el poder de este mundo está en acción. Hay huestes de maldad que todo el tiempo nos quieren hacer daño, la palabra de Dios habla sobre ellos, ignorarlos, es el trabajo que muchos hemos hecho desde hace mucho tiempo, creyendo que todo lo que sucede a nuestro alrededor es normal, creyendo que es normal que alguno dañe a otro, creyendo que es normal que alguien se suicide, que alguien robe, y que alguien asesine.


Es precioso caminar en libertad entendiendo las situaciones que se nos presentan, y pudiéndolas resolver con la guianza del Señor para que no nos lleguen a afectar.

Apartarse para el Señor es mucho más de lo que podamos pensar. Nosotros somos creyentes, pero, tendemos a creer más en lo negativo, que en la verdad.

Le ponemos fe a los problemas, pensamos en los fracasos, nos ahogamos en la tristeza, lloramos o nos angustiamos cuando nos va mal; esas también, son representaciones de la fe. También creemos en lo que es vanidad y en lo que no nos va a edificar. Mas la fe en un ser tan poderoso como el Señor nuestro Dios nos lleva a declarar y a esperar en su provisión, aunque se tarde en llegar. Dios tiene grandes cosas que nos ayudan a restaurar, Él nos da la capacidad de indagar y de investigar, solo que muchos no lo han podido descubrir, y a otros muchos no les conviene porque quieren seguir viviendo sin santidad.


Pero nos debemos preguntar:


¿Por qué Dios no nos da más? ¿Será que en su reserva ya no le queda más?

¿Creemos que por qué un predicador u otra persona tiene revelación, a nosotros no nos la puede dar?

Si solamente creyéramos que Dios nos está esperando para entregarnos todo lo que nos quiere dar.


Todo El Que Cree En Dios Debe Saber Discernir Para Alejarse De La Maldad



La palabra dice que en parte hablamos y en parte profetizamos. Vivimos en una tierra espiritual que fue creada por un Dios espiritual en la que se manifiestan poderes sobrenaturales del bien y del mal, por esta razón, debemos prepararnos porque las situaciones que se nos presentan no son del todo terrenales, sino espirituales, ellas mismas nos dan un mensaje más profundo de lo que podamos ver superficialmente.


En la antigüedad Israel padeció mucho literalmente; nosotros de alguna manera o de otra, debemos también padecer, nosotros debemos ser probados y si sabríamos que hacer, nos iría bien, pero el trabajo se hiciera fácil si nos diéramos cuenta cómo trabaja Dios en todas las cosas y que quiere que entendamos de cada una de ellas.


Lucas 22:31-32

Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.


Si seguimos pensando solamente en las cosas elementales como menciona la biblia en Hebreos 6, no vamos a crecer, ni a entender.


Él nos hace una llamada de alerta para que aprendamos a hacer distinción, si no lo hacemos, vamos a hacer siempre las obras de impiedad que vienen nada más y nada menos que de nuestro enemigo el diablo, del que nos debemos cuidar para no caer en su juego de maldad.


Mientras tanto, Jesús denuncia a los que no son de Dios, y advierte en sus escritos que por ellos No nos dejemos guiar. Ellos son guías ciegos o del que el mensaje no ha podido entender, ellos adoctrinan, ellos enseñan, ellos se aprovechan del que no despierta.


Mateo 15:12-14 RVR1960

Entonces acercándose sus discípulos, le dijeron: ¿Sabes que los fariseos se ofendieron cuando oyeron esta palabra?

Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada.

Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.


Juan 8:44 PDT

Ustedes son de su padre el diablo y les gusta hacer las maldades que el diablo quiere que hagan. Desde el comienzo él fue un asesino y no tiene nada que ver con la verdad porque no hay verdad en él. Cuando dice mentiras, habla de lo suyo porque es un mentiroso y padre de la mentira.


Es de gran necesidad que decidamos someternos a Dios, y que podamos cumplir su palabra porque de la trampa del enemigo solo nos vamos a escapar con la ayuda de Dios, Él es quien vela y pelea por nosotros en todo tiempo cuando de la maldad nos queramos despojar. Todavía hay muchas cosas que entender, mientras más rápido aprendamos lo que debemos hacer, más rápido el evangelio verdadero vamos a comprender.


La única manera de conocer la verdad es a través de Dios, y nada sabríamos sino fuera por El. Nos conviene seguir el camino de Jesucristo para conocer la verdad.

Como leímos en 1 Corintios 2:10-16,

el hombre natural es toda aquella persona que no discierne las cosas espiritualmente.

Podemos estar en Cristo, y andar como los del mundo por no conocer el diseño de Dios.


1 Pedro 2:1-5 RVR1960

Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones,

desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación,

si es que habéis gustado la benignidad del Señor.

Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa,

vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.




6.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne… Efesios 6:12 RVR


Muchas personas viven o han vivido situaciones fuertes y terribles, y por lo que han vivido son difíciles de aconsejar, ayudar, corregir, y enseñar. Y para poder ayudarles es necesario conocer cómo se originaron sus problemas.


  • Las contiendas son provocadas por nuestras, inseguridades, amarguras, desamor, o por todo lo que estemos padeciendo o careciendo, aun, por enfermedades.

  • Son alimentadas, por las angustias, el temor, por el dolor, y por las situaciones que nos rodean.

  • Terminan cuando sanemos de todos los males que habitan dentro de nosotros, y cuando ya no permitamos que nos sigan causando daño.


Las Contiendas Son Generadas Por Diferentes Factores Que Influyen Su Causa

A la hora de buscar la causa principal de los problemas es de suma importancia analizar los hechos o porqué surgen esos tipos de problemas porque pueden ser asuntos internos del alma, muy graves y profundos que pudieran estar afectando, aún más allá de lo que podamos darnos cuenta.


Problemas y Soluciones – El origen de los problemas no es lo que podamos percibir a simple vista, y a la hora de resolverlos podríamos decir y hacer lo que no es para edificación, y nuestra mala reacción provocar la transgresión, significando que nosotros muchas veces hacemos que el problema persista al no obtener una buena respuesta. Por eso, cuando nos enfrentamos a los problemas familiares debemos discernir qué quiere Dios que hagamos para resolverlos. Debemos recordar que el único que nos puede mostrar la verdad es Dios, por su Espíritu Santo, y por su palabra.


Es muy necesario aprender a discernir para descubrir que es lo que afecta nuestras vidas en general para no ser derrotados a la hora de conquistar, por eso, cuando comprendamos que nos debemos ayudar a nosotros mismos, vamos a estar en la disposición de ayudar a los demás. Nos debemos conocer, y nos debemos examinar porque nuestros propios males podrían impactar a otros de manera negativa y radical, debemos saber que Dios nos conoce, y si le preguntamos, Él nos puede mostrar nuestras fallas para que nos arrepintamos y nos apartemos del mal.


¿CUÁNTAS VECES HABREMOS SIDO DERROTADOS?

Cuando nuestras obras No son del todo agradables a Dios, abrimos brechas en nuestros muros de protección por haber dejado de velar, y el enemigo entra con todas sus fuerzas y malas obras para causarnos mal, y en ese estado de pasividad podríamos recibir ataques violentos en los que ni sepamos lo que nos esta sucediendo.


Dios nos protege, nos guarda, y nos ayuda, pero si no sabemos cómo permanecer dentro de esa protección, a Dios no le podemos echar la culpa.


Las estrategias del enemigo son debilitar a sus presas, desanimar y hacer que se cansen de todo, el hace que se alejen de Dios y de los demás, lleva a pensar en lo malo, y no en lo que puede ayudar, trae enfermedades para que dejen de confiar y así poco a poco las personas son vencidas por el mal, trayendo consigo, enojos, griterías, molestias, altiveces, envidias, y todo lo demás, confrontando a las personas con palabrerías y con disgustos, y si a estas situaciones se le hacemos frente de la manera incorrecta nos podría derrotar.


Sin embargo, el enemigo esta derrotado cuando no le damos entrada porque no nos puede lastimar


  • Debemos aprender a estar en paz y a estar tranquilos con nosotros mismos y con los demás, porque lo malo que aun haya en nosotros, puede provocar muy mala reacción en los demás.

  • Jesús dijo: la paz os dejo mi paz os doy, yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

  • El Señor nos da paz al remover los problemas, y el mundo nos ofrece paz con problemas. Cuando aprendemos a quitar de nosotros lo que nos afecta, entonces, podemos resolver bien los problemas. Como lo dices la palabra de Dios: “sácate primero la viga que tienes en tu ojo, para que puedas ver bien cuando estés sacando la paja del ojo de tu hermano”.


Las situaciones que vivimos, los malos gestos de las personas, las malas actitudes (el mal carácter), son cosas que adquirimos. Lo que vemos en el televisor y todo lo que podamos percibir u oír, todas son cosas espirituales que impactan nuestra fe y nuestra forma de vivir.

La palabra dice: “la fe viene por el oír”, todas estas cosas se manifiestan en nosotros usando nuestros sentidos visuales, y el oído al estimular nuestra mente a pensar en lo que se nos quiera adaptar o moldear.

Por eso, debemos despertar.

Si nos damos cuenta, a nuestro alrededor a simple vista hay mucho más de todas las cosas y hay menos de Dios. Pero sabemos que todas las cosas han sido creadas por nuestro Padre celestial, Él nos quiere cuidar, pero hay personas que nos quieren manipular.




7.

Solo Dios Conoce La Verdad


Dios tiene mucho para nosotros, debemos aprender a alcanzarlo. El amor de Dios no tiene comparación, su amor llega muy muy lejos no lo debemos limitar. Dios nos quiere dar más, solo que no lo sabemos procurar. Entre todo lo que nos quiere dar Dios está el enseñarnos a discernir para que aprendamos a estar en paz. Debemos entender que lo que no se comprende espiritualmente puede causar qué perdamos la visión.


Dios nos ama y nos restaura, Él ha hecho mucho por nosotros, sigue haciendo, y aun hará,

pero tenemos que hacer que nuestras obras cambien en verdad, podemos enseñar la palabra de Dios, adorarlo, y hablar de su grandeza, pero Él sigue esperando a que nos podamos restaurar.


2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es…

Solo con el hecho de que nos digan que debemos cambiar, se deja ver lo que tenemos que hacer. Nuestro Dios entregó a su hijo Jesucristo para que nos pudiéramos acercar a Él.

El Señor dio el primer y gran paso para nuestra restauración, y nosotros debemos completar el proceso de liberación.


Él nos mostró el camino, y como debemos andar, sin Jesucristo no lo hubiéramos podido hacer, no éramos dignos, por eso, tenemos razón demás para agradar al Señor.


¡Bendito es nuestro Dios! Que siempre nos quiere dar todo lo bueno y lo mejor, debemos prepararnos para ser revestidos de su santidad. El que cree en el Señor no debe caminar como si fuera terrenal porque cuando algo suceda, no va a poder ver lo espiritual que en lo terrenal se va a manifestar. Somos parte del cuerpo de Cristo, y hasta ahora no hemos dejado de atacarnos los unos a los otros.

Es tan triste ver que cuando algo sucede a algún seguidor del Señor haya tanta división.

El Señor nos enseña que el reino no puede estar dividido porque detrás está la derrota.

En vez de criticar debemos dolernos y ayudar, pero tampoco nos dejemos engañar.

La palabra de Dios nos enseña que el diablo se disfraza de ángel de luz, lo que quiere decir, que si hay quien sea de las tinieblas en medio del pueblo de Dios, cuidémonos de no caer ni hacer conforme a sus obras ¿A quiénes Dios les confió el evangelio de la paz? Entonces, No nos dejemos por ellos arrastrar, aprendamos a vivir en paz, recordemos que debemos dar ejemplo de cómo andar.


Romanos 12:3-5 PDT

Por el favor que Dios me ha mostrado, les pido que ninguno se crea mejor que los demás. Más bien, usen su buen juicio para formarse una opinión de sí mismos conforme a la porción de fe que Dios le ha dado a cada uno. Todos tenemos un cuerpo formado de muchas partes y cada una tiene una función distinta. Así pasa con nosotros, somos muchos, pero todos formamos un solo cuerpo en nuestra relación con Cristo. Como parte de ese cuerpo, cada uno pertenece a los demás.


Somos miembros de un solo cuerpo, y debemos pensar en mejorar cada día más, entonces no debemos agradar el mal. La palabra dice que a un lado están los hijos de Dios y del otro, los cabritos que no son de Dios ¿De qué lado queremos estar?


Y Mateo 6:33, dice: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.


Jesús nos dice que tenemos que buscar las cosas de arriba, y también que debemos esperar en la provisión. Si queremos vivir para Dios debemos buscarlo con todo nuestro corazón.


Los significados de la palabra, Justicia

-Diccionario Strong -


dikaiosúne G1343; de G1342

Equidad (de carácter o acto); específicamente justificación (cristiana): justicia, justificación.


díkaios G1342, de 1349

Equitativo (en carácter o acto); por implicación inocente, santo (absolutamente o relativamente): justo.


díke G1349 probablemente de G1166; derecho, recto (como auto-evidente), i.e. justicia (el principio, la decisión, o su ejecución): castigo, condenación, justicia.

Mateo 6:33 nos habla de buscar el reino de Dios, y la justicia del reino de Dios, no nuestra justicia. La justicia de Dios es, “Una sola manera de ser para todas las cosas”, (aunque nos duela)



Significados:


“Equidad” que nos habla de ser equilibrado, igual y justo, tanto en cómo hacemos justicia, como en la imparcialidad del derecho y la verdad. Dejando ver la justicia de Dios evidente en todo lo que hacemos.


“Equitativo” que nos habla de ser imparcial; “por implicación” que nos habla de alguien que no debe estar involucrado negativamente en algún asunto, por lo que debe ser inocente y que debe ser

“absolutamente justo”, tanto en lo económico, como en lo material.


Por lo tanto, La justicia de Dios debe ser la base o fundamento de:

El Principio De Nuestro Vivir, La Decisión Que Debemos Seguir, Y La Ejecución De Nuestro Por Venir”


Nuestras vidas valen más que el vestido, dice Dios. Si valemos más

¿Cuánto estamos dispuestos a hacer por nuestro propio bien?


Debemos saber esto: que todo lo que Él nos quiere dar, podríamos no llegar a recibir.


Deuteronomio 11:13-21 Reina-Valera 1960

Si obedeciereis cuidadosamente a mis mandamientos que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma,

yo daré la lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite.


Daré también hierba en tu campo para tus ganados; y comerás, y te saciarás.

Guardaos, pues, que vuestro corazón no se infatúe (orgulloso, engreído), y os apartéis y sirváis a dioses ajenos, y os inclinéis a ellos;


y se encienda el furor de Jehová sobre vosotros, y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto, y perezcáis pronto de la buena tierra que os da Jehová. Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos. Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes, y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas;

para que sean vuestros días, y los días de vuestros hijos, tan numerosos sobre la tierra que Jehová juró a vuestros padres que les había de dar, como los días de los cielos sobre la tierra.



La palabra de Dios es una sola, debemos atesorarla.

Ama a tu Dios con todo lo que piensas y con todo lo que eres para que te vaya bien

DICE: JEHOVÁ


Bendiciones



54 views
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

Trademark® 2019 Linaje Escogido. Todos los derechos reservados Linaje Escogido.