Search
  • Linaje Escogido REAL

La Iglesia

Por una Mamà Julio 10, 2018



Cuando alguien que no conoce acerca de Dios piensa en una iglesia, su pensamiento acerca de ella es bien limitado. Por años, la iglesia se ha mostrado como sagrada, y eso significa respeto.

Pero por causa de muchos que ya son parte de ella, hay una separación, entre:los que están en la iglesia y los que no están, conozcan a Dios o no.

El señalamiento por parte de muchos en la iglesia, ha causado separación, a tal punto que cuando a mucha gente se le habla del evangelio de Cristo, se aleja, porque muchas veces los cristianos nos damos a conocer ante ellos de la manera equivocada y les hablamos con desprecio, al llamarlos: Hijos del diablo. ¿A que nos llamó Dios? ¿A dejar mal su nombre por toda la tierra? ¿Como los vamos a tratar así, si ellos son los que Dios vino rescatar?

En este tiempo la iglesia se ha enfocado en reprender al mismo cuerpo de Cristo y a aquellos que no conocen a Dios. Pero, más bien, debemos dedicarnos a quitar todo lo que estorba en nosotros, para poder ver bien y poder hacer mejor nuestro trabajo como iglesia; eso es bíblico.

Cuando una persona se convierte al evangelio de Cristo y sigue pecando, cometiendo errores y no cambia; muchas veces, es causa de ataques sin piedad por algunos que ya son parte del cuerpo de Cristo. Si algún hermano (a), (que los hay) sigue pecando deliberadamente, la mejor manera de hacerlos recapacitar y de instarlos a cambiar, es aconsejarlos y exhortarlos con la dulzura del Espíritu Santo, no de la manera que muchos están acostumbrados, que lo hacen con señalamientos de hombre, creyendo que es autoridad de parte de Dios.

Antes de hablar de esa manera, debemos recordar quienes éramos y de dónde salimos. Ahora nosotros por misericordia podemos decir que somos hijos del Todopoderoso, aunque Romanos 8:14 dice: “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios”. Éramos hijos del diablo y fuimos comprados a precio de la sangre de Jesús, pero para llegar a ser hijos de Dios, hay requisitos.

¿Qué mensaje podremos estar enviando como iglesia de Cristo, a aquellos que no conocen de Dios?

Por esos señalamientos, la iglesia ha perdido autoridad de parte de Dios, y respeto delante de los hombres. Nosotros somos hombres y mujeres y muchas veces hacemos las cosas por nosotros mismos y no por dirección de Dios.

Lucas 11:17 Versión TLA

Jesús se dio cuenta de lo que pensaban y les dijo:“Si los habitantes de un país se pelean entre ellos, el país se destruirá. Si los miembros de una familia se pelean entre sí, la familia también se destruirá”.


Lucas 11:23 Versión TLA

“Si ustedes no están de acuerdo con lo que hago, entonces están contra mí. Si no me ayudan a traer a otros para que me sigan, es como si los estuvieran ahuyentando”.


La iglesia actual

La iglesia de este tiempo, se ha enfocado más en las barreras, que en ayudar al pecador. El señalamiento se ha hecho parte primordial de ella, (a excepción de iglesias y pastores, que sí, están haciendo su trabajo). En este tiempo los pastores y los que ayudan en la iglesia, muchas veces señalan al necesitado, a las personas enfermas, a los atormentados por demonios, a los que tienen impedimentos físicos, a los que tienen problemas en el alma, a los ladrones, a los estafadores, y a los pecadores en general, que son los mismos que Jesús vino a recatar, y que los sigue habiendo, aun en este tiempo.

Quiero decir que la iglesia hoy en día, debería, con la ayuda del Espíritu Santo y con el amor de Dios, ayudar a restaurar a todas esas personas que asisten a la iglesia y que tienen mal comportamiento delante de Dios y de los hombres.

Lo que tenemos que entender es que, “si lo hacemos con amor todo cambia”.

Con amor, los necesitados se van a acercar, van a exponer sus problemas, abriendo los depósitos mas profundos de sus almas. Van a poder ser libres de diversos problemas y van a poder recibir el ser restaurados.

2 Timoteo 2:25 “Corrigiendo tiernamente a los que se oponen, por si acaso Dios les da el arrepentimiento que conduce al pleno conocimiento de la verdad”, …

Por eso, si usamos la palabra de Dios para señalarlos o golpearlos, hablándoles de mala manera y con señalamientos al conocerles alguna debilidad o algún vicio que no han podido vencer; no estamos restaurando ni ayudando.

Tenemos que hacer lo que hizo Jesús. Él es Santo y ayudó a todo el que no lo era. El mismo se acercó a muchos necesitados y los necesitados se acercaron a Él, aunque estaba siendo señalado por hacerlo porque para ellos los sacerdotes, estaba prohibido.

Juan 13:12-17 Versión NBD “Cuando terminó de lavarles los pies, se puso el manto y volvió a su lugar. Entonces les dijo: ¿Entienden lo que he hecho con ustedes? Ustedes me llaman Maestro y Señor, y dicen bien, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies los unos a los otros. Les he puesto el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo he hecho con ustedes. Ciertamente les aseguro que ningún siervo es más que su amo, y ningún mensajero es más que el que lo envió. ¿Entienden esto? Dichosos serán si lo ponen en práctica”.


Jesús confrontó a los de su clase porque no estaban haciendo su trabajo, y descuidaron su responsabilidad con el pueblo. Sin embargo, cuando al que no tiene, se le da algo, muchas veces trata a los demás como si no merecen recibir. Jesús les explico una parábola a los discípulos, acerca del siervo infiel, que golpeaba a los siervos porque su Señor no se encontraba presente; así como el siervo infiel, actúa todo aquel que toma ventaja de lo que se le ha confiado. Leer Mateo 24:45-51

La iglesia

¿Cómo se dice que comenzó la iglesia?

El fundamento lo puso nuestro Señor Jesucristo.

Por donde quiera que El anduvo, se encontró con pecadores, con personas enfermas, atormentadas por demonios, con impedimentos físicos, con problemas en el alma, con ladrones, con estafadores; en general con pecadores, como todos los que estamos en la iglesia incluyendo al pastor.

Mateo 9:13 Versión RVR1960 “Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento”.


Ese es nuestro llamado como iglesia de Cristo, ayudar a otros a venir al arrepentimiento y a los pies de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Voy a encerrar en cuatro paredes, todo camino y lugar por el que anduvo Jesús, y convertirlo en el lugar de reunión, al que llamamos iglesia. ¿Que hizo Jesús? ¿Cuál fue su recorrido?

Comenzó a enseñar, y no solo enseñaba la palabra, sino que hacía también lo literal, alimentó a cuatro mil y a cinco mil, sin contar mujeres y niños, también podemos ver que sanaba, liberaba de ataduras y perdonaba pecados, y no solo esto, al cojo y al manco restauró, al ciego hizo ver, al sordo le restauró sus oídos, y aun a los muertos regresaba a la vida, y esto lo hacia sin mirar los defectos que ellos tenían.

La iglesia ha estado usando un comportamiento indebido delante de las personas que Dios vino a rescatar. Anteriormente en las iglesias, muchas personas comenzaron a apuntar con el dedo y a prohibir cosas que la biblia no respalda. Es tiempo que dejemos de hacer lo que otros han hecho mal y que comencemos a vivir verdaderamente por la palabra de Dios. Por lo tanto, busquemos en la biblia el verdadero comportamiento que debemos tener como cristianos.

Como siervos es nuestro deber buscar en la palabra de Dios, los misterios que hay en ella, aun Pablo habla de ellos. Mientras más conocemos los misterios que Dios tiene en su palabra, más vamos a entender lo que Dios pide de nosotros para administrar su obra.

El Señor nos ama, y nos tiene paciencia porque entiende nuestra ignorancia. A veces nos cuesta, pero debemos hacer todo lo posible por conocer más su palabra; no es solo responsabilidad de los administradores de la iglesia, en realidad, todos debemos velar por nuestra salvación. Mientras más conozcamos la palabra, más podremos ayudar.

1 Corintios 12:7 Versión PDT El Espíritu se muestra de manera diferente en cada uno para beneficio de todos.

Trabajar para Dios no es fácil, debe haber equilibrio en todo. Debemos ayudar, aconsejar, exhortar, y todo hacerlo con cuidado de no pasarnos de la raya, porque eso desagrada a Dios. Si nosotros queremos trabajar para Dios, tenemos que hacernos siervos y siempre ver a nuestro hermano como superior a nosotros. Esa es nuestra protección en contra del orgullo que debemos evitar. Nuestro Dios espera con paciencia a que recapacitemos,

Ese es Dios, bueno, paciente, amoroso,

El da, aunque no reciba y espera, aunque no le correspondan.

Lucas 17:10 Renia Valeria 1960 Así también vosotros, cuando hubiereis hecho todo lo que os he mandado, decid: Siervos inútiles somos, porque lo que debíamos hacer, hicimos.


¿De qué lado estamos?

No porque defendamos la iglesia, le estamos haciendo un favor a Dios, entendamos bien, mostremos con nuestra forma de ser, confianza y lealtad, para que los demás nos hallen dignos de confiarnos sus secretos. Como siervos y sacerdotes le servimos a Dios, y es nuestro deber interceder por el pueblo. Todo sacerdote es puesto por Dios para que se presente delante de Dios, a favor del pueblo; no se trata de Dios sino de nosotros. Leer, Hebreos 5:1-10 Versión RVR1960

Porque no somos los dueños de esas almas, sino que nos las están confiando por amor.Sabemos que, si no fuera por Dios nuestra vida no tendría sentido, porque, al fin y al cabo, aunque tengamos todas las cosas que pudiéramos anhelar en el mundo, en lo más profundo de nuestro ser, siempre hay un vacío que nada más lo puede llenar, solamente El.

Vale la pena seguir a Dios, lo que vivimos con El, es una vida de cambio constante, en la que nos vamos renovando y mejorando en todo el transcurso de nuestra vida. Tal vez no nos guste, que digan que nos falta algo o que estamos haciendo algo mal, pero es parte del proceso en el que debemos vivir, porque Dios sabe de qué carecemos, aun antes que nos demos cuenta.


Debemos aprender a hacer las cosas como Dios quiere que las hagamos,

debemos vivir para ayudar a Dios haciendo el trabajo que nos ha encomendado. Felicito a todo aquel que está haciendo las cosas, como las tiene que hacer, porque tiene temor de Dios.


Dios es bueno, también justo. Debemos nuestra vida a Él, por lo tanto, devolvamos en agradecimiento nuestro comportamiento, y démosle honor, honrándolo por su palabra que nos fue dada para nuestro conocimiento, y para que entendamos como deben ser todas las cosas.

Dios nos da el privilegio de hacer su trabajo, para que nosotros a

prendamosa compartir lo que dé El hemos recibido. Bendiciones



4 views
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

Trademark® 2019 Linaje Escogido. Todos los derechos reservados Linaje Escogido.